Terapia de Lenguaje

¿Cómo funciona la Terapia de Lenguaje y qué es el lenguaje?

El lenguaje como tal, son las habilidades que tenemos para comunicarnos, poder comprender lo que nos rodea y expresarlo, para esto el lenguaje esta compuesto por la semántica (contenido, vocabulario), pragmática (que uso le damos al lenguaje) y sintaxis (gramática, la forma en que nos comunicamos) además de que se requieren de herramientas cognitivas.

Por otra parte el habla es el acto dinámico para la producción sonora del lenguaje, es un proceso neuromotor en el que participan los músculos orofaciales para producir lenguaje. Para que el habla sea exitoso debe de haber un tono muscular adecuado.

Terapia de Lenguaje
Terapia de Lenguaje

Tono muscular adecuado

El músculo tiene que presentar las siguientes características:

  • Buen tono y movimiento, es decir, que haya un buen funcionamiento
  • Integridad de tejido
  • Buena irrigación de fibras nerviosas
  • Actividad neuromotora

Puntos importantes que se deben de medir previo a la iniciación de la terapia de lenguaje

Desarrollo del proceso del habla

Respiración: Es la entrada y salida del aire a través del aparato respiratorio.

Voz: Es la producción sonora al vibrar las cuerdas vocales, el niño comienza con el llanto.

Fonación: Empieza con el balbuceo.

Resonancia: Empieza con la jerga, el niño hace experimentos para producir sonidos.

Articilacxión: Producción de los sonidos del lenguaje mediante el aparato fonoarticulador.

Todos estos puntos son básicos para la terapia de lenguaje.

¿Qué pasa si el niño no produce los fonemas al momento correspondiente?

Terapia de Lenguaje

Es importante que al momento de esta valoración observar como está la estabilidad del cuello o que movimientos hace con éste.

En caso de que alguno de los ejercicios anteriores no lo pueda realizar adecuadamente es una señal de que probablemente exista una dificultad par a producir algún sonido.

Terapia de Lenguaje

Por otra parte es importante observar como son los patrones de alimentación / deglución, ya que los músculos que utilizamos para comer son los mismos para hablar, si se observa un patrón inadecuado es probable que se vea reflejado en el habla.

Por ejemplo, cuando un niño mastica y tiende a sacar la lengua, es probable que hay protusión lingual, es decir saca la lengua para adelante , por lo tanto hay tono bajo en la lengua, seguramente habrá dificultad para producir fonemas que requieren elevación de la lengua, como la /l/ y la /r/. También cuando el niño saliva de mas y esta masticando, también es una muestra de s u bajo tono en la lengua y labios además de falta de estabilidad en mandíbula.

En esta parte, hay que tomar en cuenta cual es el patrón que esta llevando a cabo el niño al masticar, la forma tiene que ser circular, llevando el bolo alimenticio por ambos lados, lo cual también da información propioceptiva intraoral adecuada.

Para valorar la parte de alimentación, se debe de hacer con alimentos sólidos (pollo, manzana, etc), semisólidos (galletas que al tener contacto con la saliva se suavizan rápidamente o pasta) y por último líquidos.

En los líquidos es importante observar como lo pasa con popote y con vaso, así se puede apreciar cómo es su cierre labial, si hay escurrimiento de líquido es una señal de que existe el tono bajo en labios o falta de estabilidad en la mandíbula.

Una vez que se ha hecho una pequeña evaluación tanto de las funciones orofaciales y de la alimentación se puede determinar cómo se encuentra el tono muscular y empezar a trabajar la terapia de lenguaje.

¿Usando la Terapia de Lenguaje, a qué edad es normal que los niños empiecen a hablar?

Desde que el niño nace se empieza a dar un canal de comunicación entre el bebé y el medio que lo rodea. Para que el lenguaje se de de manera exitosa es de suma importancia establecer CONTACTO VISUAL con el niño, éste es el principio para el desarrollo del lenguaje, para favorecerlo nos podemos poner a la altura del niño y pedirle que nos vea, si es todavía bebé buscar que nos siga con la mirada.

Desde recién nacido a través del llanto el niño está comunicando sus necesidades.

Desde los 6 meses, el bebé comienza con el balbuceo y juego vocálico, es decir, hace sonidos sin sentido, pero con una intención de comunicarse, para motivar el lenguaje uno puede repetir los sonidos que el niño lleva a cabo y empezar con la toma de turnos, es decir, lo hace el bebé y el adulto repite el sonido, de esta manera, la comunicación se vuelve exitosa, habiendo dos canales el de ida y el de regreso.

A partir de los 10 meses a 12 meses, el niño ya comprende palabras sencillas, es decir, de contenido y las puede repetir, únicamente dice palabras aisladas, nuevamente para motivar el lenguaje es muy bueno la repetición de palabras.

Al año el niño ya puede decir palabras ya reconocidas, siendo palabras de contenidos y palabras de enlace o funcionales.

Desde los 13 meses a 18 comienza a aumentar el número de palabras que dicen los niños, puede tener un repertorio de 50 palabras y puede empezar construir frases sencillas, ejemplo coche rojo, es decir, diciendo ciertas características de la palabra de contenido que esta utilizando.

Terapia de Lenguaje

A los 2 años el niño ya puede construir oraciones mas complejas, es decir con verbos, ejemplo quiero el coche azul, asi sus oraciones ya no son solo de contenido sino que también de función.

Para más información no dudes en contactarnos

Una de las propuesta que estamos presentando en Ayudando a comunicar es la asesoría a padres de familia sin la necesidad de hacer una cita presencial, esto realizado a través de herramientas tecnológicas que nos dan la posibilidad de tener videollamadas digitales para poder revisar el caso.

Las sesiones se dan virtualmente y se trabaja como si fueran terapias a distancia.