Ejercicios oromotores

La terapia oromotora trabaja en las habilidades orales necesarias para el desarrollo adecuado del habla y la alimentación. Estas habilidades incluyen: conciencia, fuerza, coordinación, movimiento y resistencia de los labios, mejillas, lengua y mandíbula. Las actividades a continuación son una manera fácil de trabajar en estas habilidades.

 Incorpora los ejercicios oromotores a la rutina diaria de tu hijo cuando tenga tiempo.

Practíquelos camino a la escuela / trabajo, durante los comerciales, mientras prepara la cena, etc.

¡Haz que sea un juego, sin embargo, ten en cuenta que estos ejercicios no deben reemplazar la intervención terapéutica. Es mejor ver a un especialista en habla y lenguaje y / o un terapeuta ocupacional capacitados en terapia motora oral. Podrán evaluar la situación, prescribir un curso de acción y guiarlo a través del proceso.

ESTOS EJERCICIOS OROMOTORES PARA CONCIENTIZAR:

  • Use el Z-Vibe (o se puede utilizar un cepillo eléctrico)para normalizar la sensación dentro de la cavidad oral. Las personas hipersensibles tienen poca o ninguna conciencia de lo que sucede dentro de sus bocas. Por otro lado, las personas hipersensibles son demasiado sensibles y a menudo experimentan aversiones a la textura, la temperatura, el sabor, etc. Ambos casos pueden afectar significativamente el desarrollo del habla y la alimentación.
  • Los accesorios de punta para el Z-Vibe vienen en varias formas y texturas. Úsalos para acariciar y aplicar presión suave sobre los labios, las mejillas (tanto por dentro como por fuera) y la lengua. Varía la presión, la dirección de los trazos y la longitud de la presión. Para las hipersensibilidades, introduce el Z-Vibe gradualmente.

Ejercicios oromotores

Ejercicios oromotores para los labios:

  • Di “ooo” con un movimiento exagerado de los labios. Luego di “eee”. Combínalos para “oo-ee”.
  • Haz una gran sonrisa y después relaja, vuelvelo a repetir.
  • Infla las mejillas mientras mantienes los labios sellados. Relájate y repite. Infla una mejilla, luego la otra, luego las dos. Luego infla el labio superior seguido del labio inferior (o viceversa). Relájate y repite.
  • Frunce los labios para hacer un beso. Deslice el beso hacia la derecha y luego hacia la izquierda o viceversa.
  • Soplar burbujas. También puedes soplar silbatos. Usa estas pajitas de burbujas para evitar que los niños aspiren la solución de burbujas cuando soplen.
  • Beber con una popote en lugar de beber de una taza. Esta también es una gran actividad para la lengua y las mejillas. Beber con un popote requiere mucho trabajo motor oral: las mejillas se tensan, la lengua se tensa y se retrae, y los labios se fruncen.

Ejercicios oromotores para la lengua

  • Decir “lalalalalalala” sin mover la mandíbula hacia arriba y hacia abajo. Solo mover la punta de la lengua. Descansar y repetir. Si la mandíbula se mueve al hacerlo, haz que el niño muerda un abatelengua para estabilizar la mandíbula y aislar la lengua.
  • Coloca la punta de la lengua en la cresta alveolar justo detrás de los dientes frontales superiores. Sostenga el mayor tiempo posible, trabajando hasta tres minutos. Trague cuando sea necesario, luego vuelva a su posición.
    Practica los sonidos de la punta de la lengua. Diga “t-t-t-t-t-t”, “n-n-n-n-n-n” y “d-d-d-d-d-d”. También puede probar una combinación de estos sonidos, como “t-d-n”.
  • Coloca la punta de la lengua en la cresta alveolar detrás de los dientes frontales superiores. Luego colóquelo detrás de los dientes frontales inferiores. Repite varias veces.
  • Coloca la lengua en el techo de la boca. Manténgalo allí con succión durante unos 5-10 segundos. Una vez que sea fácil, agregue otro paso: mueva la mandíbula hacia arriba y hacia abajo mientras mantiene la lengua en el paladar.
  • Mantenga la lengua en el aire (sin descansar sobre los labios o los dientes). Aprieta y relaja la lengua. Apriete y relájese.

Ejercicios oromotores para los cachetes

  • Otra vez utilizar popotes
  • Junta los labios y contrae las mejillas.
  • Haz una “o” con los labios. Luego mueve los labios en un círculo. Repite varias veces y luego invierta la dirección.

Ejercicios oromotores para la mandíbula

  • Coloca un abatelenguas entre los dientes frontales. Muerde y aguanta hasta un conteo de 10. Suelta y repite.

Para más información no dudes en contactarnos.

Damos asesoría a través de medios digitales, ya sea por cualquier plataformas de comunicación online.

Consultor de Lenguaje