Estrategias para apoyar a los padres que cuidan a adultos con discapacidades

Los padres que cuidan a sus hijos adultos con trastornos de comunicación caminan por una cuerda floja. Precariamente avanzan lentamente por el hilo de la vida, equilibrando sus propias responsabilidades más las de sus hijos. También equilibran innumerables horarios, profesionales de la salud, terapias, medicamentos y equipos especiales necesarios para las actividades de la vida diaria.

Muchos de estos padres visionarios rechazaron las tendencias pasadas prevalecientes para institucionalizar a sus hijos. Es posible que estos padres hayan estado activos asegurándose de que sus hijos reciban los servicios apropiados en la escuela o en el hogar. Muchos también abogaron por cambiar las leyes para mejorar la educación, la vivienda, el empleo y las opciones y la cobertura de atención médica. Sin embargo, el equilibrio se vuelve más desafiante a medida que estos padres envejecen. Sus propias necesidades se vuelven más pesadas a medida que experimentan disminuciones en el funcionamiento, los ingresos y la salud. Los patólogos del habla y el lenguaje que atienden a estas familias pueden ayudar a los padres y a sus hijos a prepararse para el futuro. Muchos especialistas trabajan como parte de un equipo interprofesional. Por ejemplo, además de los especialistas en lenguaje, los fisioterapeutas, los terapeutas ocupacionales, los nutriólogos y otros brindan atención coordinada que puede incluir el trabajo simultáneo. Estos miembros del equipo pueden usarse unos a otros como recursos para compartir estrategias para apoyar a los padres y a sus pacientes.

Padres que cuidan a adultos con discapacidades

Estrategias para apoyar a los padres que cuidan a adultos con discapacidades

Estrategias de apoyo para toda la familia.

Estas estrategias son útiles para todos los especialistas en lenguaje, nuevos y experimentados, que trabajan con una población creciente de padres que cuidan de hijos adultos:

  • Buscar educación continua que involucre el carácter único y las necesidades de los pacientes.
  • Compartir evidencia de nuestro campo con los otros miembros del equipo interprofesional. Usar esta información, junto con la investigación de otras disciplinas, para tomar decisiones sobre qué profesionales involucrar, quién debe abordar qué áreas y cómo medir mejor los resultados.
  • Los padres de edad avanzada pueden necesitar educación y asesoramiento sobre la planificación del futuro de sus hijos. Explorar los servicios legales y sociales locales que puede recomendar. Aún mejor, incluir un trabajador social o un abogado en el equipo interprofesional.
  • Estar atento a los signos de fatiga o depresión en los padres. Brindarles recursos sobre cuidado de relevo o recomendar asesoramiento.
  • Preparar a toda la familia para grandes cambios, como las transiciones en los arreglos de vivienda. Por ejemplo, ¿se mudarán todos a una comunidad de retiro o el paciente se mudará a un programa residencial separado?
  • Animar a los padres a alistar a sus otros hijos o familiares para ayudar a planificar y participar en el cuidado futuro del paciente. El apoyo centrado en la familia se correlaciona con una mayor calidad de vida.

Para más información no dudes en contactarnos.

Damos asesoría a través de medios digitales, ya sea por cualquier plataformas de comunicación online.

Consultor de Lenguaje